sábado, 20 de enero de 2018

Son casi seis años la puta madre.
 Nos la pasamos haciendo las cosas mal, como si lastimarse formara parte de quererse, y no es así, no tenemos porque hacernos tanto mal. ¿Que nos paso?. ¿ Porque es que todo se ve arruinado hoy?. Las relaciones adolescentes son tan maravillosas, cuando tenia 15 pasear en el auto de tus padres era tan divertido, ir caminando porque no teníamos para el colectivo era toda una aventura, o cuando tenia 16 que prefería que no trabajes así pasábamos todo el día tirados en la plaza, o mirando pelis en casa. Cuando un simple paty de la calle era un gran plan, cuando te veías tan lindo y sexy con tu skate o bicicleta. Pero ya no, ya no busco solo verte lindo, busco alguien que reme conmigo, que me ayude a salir del pozo del que vengo, por que si, porque nada fue color de rosa como me lo habían pintado, porque voy en camino a mi vida adulta y espero mas. Y ahora me doy cuenta que lo que siento en el corazón, que el nudo en la garganta siguen estando justo ahí cuando no te hablo o no te siento cerca mio. Pero si no hago esto no me voy a dar cuenta nunca si me equivoco o no. Aunque me retuerza las tripas de extrañar, aunque lo único que quiera en el mundo es que estés acá durmiendo conmigo. Necesito que entiendas, que necesito un hombre, y no es que ya no este mas enamorada de ese chico de 17 años con el pelo largo y un lunar hermoso al costado de su boca. Es que el amor a veces no alcanza para cubrir muchos espacios que la madurez y responsabilidad si para emprender juntos un nuevo viaje, el de vivir juntos, comprarnos nuestro auto, viajar, y formar una familia. Me siento tan mal por estar haciendo esto, mi corazón no deja de latir fuerte con ganas de abrazarte. 
Pero necesito por primera vez abrazarme a la lógica, y a la posibilidad de que estar lejos quizá sea mejor, 
no solo para mi, sino que para los dos.